por una vida mejor, DONA POR UN ABORTO ILEGAL


AdaChilensis Turingmix, Taller de transmisión de video en tiempo real con herramientas libres


 

Adachilensis: El Chile que viene 2010-2014 (Parte 1) from Disidencia Sexual

ADACHILENSIS_TURINGMIX

Taller con Klau
25-29/01/2010, Fech, Santiago de Chile.
Taller acogido por CUDS
on my blog

El streaming significa ver u oír un archivo desde internet sin necesidad de descargarlo previamente. Cuando hablamos de streaming en el contexto de este taller nos referimos también a la emisión en tiempo real, es decir, emisión y recepción al mismo tiempo, sin necesidad de descarga previa.

Para la realización del taller utilizaremos herramientas libres, pensando en la autonomía mediática, corporativa y política que el software libre proporciona. Libre de licencias restrictivas (copyright, derechos de autor) que fomenta la libre circulación de contenidos (cultura libre, copyleft), el trabajo colectivo y complementario (código abierto, inteligencia y acción colectiva).

En este sentido la comunidad GNU/Linux cuyas formas de subvertir la mecánica, pensamiento y acción nos proporciona un paradigma para la construcción de herramientas de subversión de los códigos establecidos donde el conocimiento se genera a partir de la acción, en lugar de ser la acción el producto del conocimiento. Se trata de esparcir pequeños nodos que se unirán irresistiblemente para formar granulados modulares subversivos.

Ahora, el uso del código libre nos lleva a revisar la construcción e imposición de otros códigos que rigen (o intentan regir) nuestras vidas. El código (del latín codex, libro de leyes o principios) lo usamos para referirnos a una trama en la que se ha tejido una parte material (los
hilos) y otra semiótica (la forma que toman esos hilos en el tejido). Se trataría de pensar el código como un tejido que anuda aparato y diseño, imagen y representación, experiencia y significado, cuerpo y cultura. Una metáfora que nos abre a herramientas y acciones de reestructuración y reescritura de los códigos tecnosociales que nos constituyen y por los que transitamos. Desde el uso político de nuestra impureza recurrimos a la contaminación de los lenguajes que recorren la sangre de nuestras carnes y venas tecnológicas, sexuales y mestizas.

La perspectiva y acción crítica a partir de la Teoría Queer, el postcolonialismo y el software libre nos aportan herramientas teóricoprácticas con las que analizar y actuar frente a distintas formas de cristalización del código sociotécnico.

El código combina significado (programa, lenguaje, imagen) y superficie (maquinas, cuerpos, pantallas) para generar agentes. Ordenadores, personas y representaciones visuales son agentes que actúan en el mundo. El código es la suma de lo material (necesita de un soporte) y lo semiótico (está dotado de significado). El código es central en la definición de la tecnología (programa), la subjetividad (lenguaje) y la representación (imágenes culturales), su control es central en las actuales formas de biopoder (control de la vida): copyleft/copyright, feminismo/patriarcado, producciones locales y comunitarias frente a grandes corporaciones mediáticas.

Compartir, autonomía, cultura libre, inteligencia colectiva, son las herramientas de construcción que elegimos para hacer frente a la maquinaria inquisitoria, su ostentación y abuso de las diferentes formas de biopoder que se imponen. Esta es una invitación a re-escribir el código.

 

Adachilensis: El Chile que viene 2010-2014 (Parte 1) from Disidencia Sexual

ADACHILENSIS_TURINGMIX

Taller con Klau
25-29/01/2010, Fech, Santiago de Chile.
Taller acogido por CUDS
on my blog

El streaming significa ver u oír un archivo desde internet sin necesidad de descargarlo previamente. Cuando hablamos de streaming en el contexto de este taller nos referimos también a la emisión en tiempo real, es decir, emisión y recepción al mismo tiempo, sin necesidad de descarga previa.

Para la realización del taller utilizaremos herramientas libres, pensando en la autonomía mediática, corporativa y política que el software libre proporciona. Libre de licencias restrictivas (copyright, derechos de autor) que fomenta la libre circulación de contenidos (cultura libre, copyleft), el trabajo colectivo y complementario (código abierto, inteligencia y acción colectiva).

En este sentido la comunidad GNU/Linux cuyas formas de subvertir la mecánica, pensamiento y acción nos proporciona un paradigma para la construcción de herramientas de subversión de los códigos establecidos donde el conocimiento se genera a partir de la acción, en lugar de ser la acción el producto del conocimiento. Se trata de esparcir pequeños nodos que se unirán irresistiblemente para formar granulados modulares subversivos.

Ahora, el uso del código libre nos lleva a revisar la construcción e imposición de otros códigos que rigen (o intentan regir) nuestras vidas. El código (del latín codex, libro de leyes o principios) lo usamos para referirnos a una trama en la que se ha tejido una parte material (los
hilos) y otra semiótica (la forma que toman esos hilos en el tejido). Se trataría de pensar el código como un tejido que anuda aparato y diseño, imagen y representación, experiencia y significado, cuerpo y cultura. Una metáfora que nos abre a herramientas y acciones de reestructuración y reescritura de los códigos tecnosociales que nos constituyen y por los que transitamos. Desde el uso político de nuestra impureza recurrimos a la contaminación de los lenguajes que recorren la sangre de nuestras carnes y venas tecnológicas, sexuales y mestizas.

La perspectiva y acción crítica a partir de la Teoría Queer, el postcolonialismo y el software libre nos aportan herramientas teóricoprácticas con las que analizar y actuar frente a distintas formas de cristalización del código sociotécnico.

El código combina significado (programa, lenguaje, imagen) y superficie (maquinas, cuerpos, pantallas) para generar agentes. Ordenadores, personas y representaciones visuales son agentes que actúan en el mundo. El código es la suma de lo material (necesita de un soporte) y lo semiótico (está dotado de significado). El código es central en la definición de la tecnología (programa), la subjetividad (lenguaje) y la representación (imágenes culturales), su control es central en las actuales formas de biopoder (control de la vida): copyleft/copyright, feminismo/patriarcado, producciones locales y comunitarias frente a grandes corporaciones mediáticas.

Compartir, autonomía, cultura libre, inteligencia colectiva, son las herramientas de construcción que elegimos para hacer frente a la maquinaria inquisitoria, su ostentación y abuso de las diferentes formas de biopoder que se imponen. Esta es una invitación a re-escribir el código.



REPUJADO



instalación, 2007
315 planchas de cobre repujado de 88×88 cms c/u. ubicadas en el suelo a modo de alfombra
concepto: lucía egaña rojas realización: taller de repujado, centro penitenciario colina 1
producción: ccplm y codelco

 

REPUJADO es una obra por encargo. REPUJADO es un trabajo procesual en el cual los/as espectadores/as se convierten en interventores directos y destructores de la obra del artesanado nacional (el repujado); del cobre (“el sueldo de Chile”); y de una serie de íconos que definen cierta identidad nacional.
REPUJADO, ante estas circunstancias, trabaja en varios niveles de significación, tal como desde los distintos niveles del CCPLM es posible obtener diferentes visiones de la obra. Mientras los/as espectadores/as descienden los niveles del centro, hasta llegar al tercero lugar donde se convierten en ejecutores/as, van adquiriendo una visión más completa del la situación a la que involuntariamente serán sometidos/as: pisar, destruir y deformar su propia identidad.
REPUJADO se adapta y se compromete con las reglas híbridas del espacio del CCPLM, un espacio de arte donde las obras no están resguardadas del daño que los/as espectadores/as puedan causarles; un lugar con más implicaciones políticas que artísticas; un lugar que acoge indistintamente arte popular (artesanía) y arte culto.

 

fotos: nicolás santa maría, lucía egaña, manuel bozzo

 


instalación, 2007
315 planchas de cobre repujado de 88×88 cms c/u. ubicadas en el suelo a modo de alfombra
concepto: lucía egaña rojas realización: taller de repujado, centro penitenciario colina 1
producción: ccplm y codelco

 

REPUJADO es una obra por encargo. REPUJADO es un trabajo procesual en el cual los/as espectadores/as se convierten en interventores directos y destructores de la obra del artesanado nacional (el repujado); del cobre (“el sueldo de Chile”); y de una serie de íconos que definen cierta identidad nacional.
REPUJADO, ante estas circunstancias, trabaja en varios niveles de significación, tal como desde los distintos niveles del CCPLM es posible obtener diferentes visiones de la obra. Mientras los/as espectadores/as descienden los niveles del centro, hasta llegar al tercero lugar donde se convierten en ejecutores/as, van adquiriendo una visión más completa del la situación a la que involuntariamente serán sometidos/as: pisar, destruir y deformar su propia identidad.
REPUJADO se adapta y se compromete con las reglas híbridas del espacio del CCPLM, un espacio de arte donde las obras no están resguardadas del daño que los/as espectadores/as puedan causarles; un lugar con más implicaciones políticas que artísticas; un lugar que acoge indistintamente arte popular (artesanía) y arte culto.

 

fotos: nicolás santa maría, lucía egaña, manuel bozzo

 



TRANSPACÍFICO



transpacífico
17/05/2007 – 22/07/2007,
ccplm
santiago, chile
curatoría: gerardo mosquera
repujado eran 315 planchas de cobre repujado por presos de colina 1

foto: nicolás santa maría


transpacífico
17/05/2007 – 22/07/2007,
ccplm
santiago, chile
curatoría: gerardo mosquera
repujado eran 315 planchas de cobre repujado por presos de colina 1

foto: nicolás santa maría